David Char habría entregado municiones a AUC e intentó tergiversar pruebas en su contra: Corte Suprema

Paola Santofimio - 12 de diciembre del 2017

12/12/2017

Graves son las acusaciones que tiene tras las rejas al exsenador David Char Navas, así lo evidencia un documento de la Corte Suprema de Justicia conocido por CM& en el que se narran uno a uno los presuntos vínculos de Char Navas con las Autodefensas Unidas de Colombia.

En el documento de más de 30 páginas, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ratifica la medida de aseguramiento en contra del excongresista tras confirmar la apertura de investigación formal en su contra por los delitos de concierto para delinquir agravado y tráfico y fabricación, tráfico y porte de armas y municiones de uso privativo de las fuerzas armadas.

 Las Pruebas

En el expediente, el alto tribunal afirma que como prueba fundamental de esta investigación se tienen las declaraciones de Édgar Ignacio Fierro Flórez, alias “Don Antonio”, y Mario Rafael Marenco Egea, alias el “Gordo”.

Así como un acta hallada en el computador de “Don Antonio” y «varias conversaciones encontradas en ese mismo aparato; la contabilidad del frente José Pablo Díaz, también almacenada en este computador, y la agenda personal de “Don Antonio”, incautada al momento de su captura».

De ahí que la Corte concluyera que ello podría demostrar la existencia de un acuerdo ilícito entre Char Navas y miembros del frente José Pablo Díaz de las Autodefensas, «para beneficio mutuo, y en particular, para que el aforado obtuviera una curul en el Congreso de la República y así, desde esa posición, promoviera al grupo armado».

«Dicho acuerdo se habría perfeccionado en varias reuniones que tuvieron lugar en distintas locaciones, como la casa paterna del exsenador, la base paramilitar de Corea y el corregimiento de La Mesa, aunque en últimas, y como consecuencia de los cambios en la elección de su fórmula, las AUC no le habrían prestado ningún apoyo electoral efectivo», indicó la Corte.

Suministro de municiones a las AUC

En el expediente se evidencia además que el excongresista también es investigado por presuntamente haber «suministrado a Fierro Flórez municiones de uso privativo de las Fuerzas Armadas, en lo específico, proyectiles explosivos calibre 9 milímetros».

«Existen cuando menos dos indicios graves que demuestran la materialidad de los delitos investigados» agrega el documento.

Necesidad de la medida de aseguramiento

A juicio de la Corte Suprema de Justicia y tras un exhaustivo análisis del material probatorio, se determinó que la detención preventiva resulta necesaria y proporcionada en este caso, «tanto para asegurar la comparecencia del aforado al proceso, como para garantizar la protección de la comunidad y evitar la manipulación de los testigos».

Para ello la Corte argumentó que Char Navas «es una persona que viaja al exterior de manera recurrente, y cuenta con los medios económicos para ausentarse del país de manera prolongada. Lo anterior, sumado al hecho – comprobado – de que se residenció en Estados Unidos de América por un período considerable de tiempo, pone de presente el riesgo de evasión en caso de permanecer aquel en libertad».

Agrega que incluso el monto de la posible pena que enfrentaría el aforado de ser condenado «podría generar el riesgo de fuga de acuerdo con la jurisprudencia de la Sala».

Presunta manipulación de material probatorio

La Corte va más allá y advierte que David Char podría continuar atentando contra bienes jurídicos tutelados de permanecer en libertad, al revelar que «existe evidencia que permite inferir razonablemente que el aforado ha intentado» tergiversar las pruebas tal como se sigue de la conversación telefónica que el 21 de julio de 2007 «sostuvieron Marengo Egea y García Ávila, en la que se dice que «David le manda plata, por intermedio de Julio Polanía», a “Don Antonio”»

«En el año 2007, Char habría abordado a Édgar Ignacio Fierro Flórez para aparentemente lograr que éste cambiara sus testimonios» agregó.

Nexos con paramilitares habrían continuado

Finalmente, la Corte afirma que «de las conversaciones sostenidas en el año 2007 entre miembros de la banda “Los 40”, antes integrantes del frente José Pablo Díaz de las AUC, las cuales denotan que los vínculos y tratos de Char Navas con ellos no cesaron con la desmovilización formal de esa organización, sino que, cuando menos para esa anualidad, aún existían».

 

Paola Santofimio – CM&