Después de conocerse el video donde Iván Márquez, ‘Jesús Santrich’ y ‘El Paisa’ donde anuncian su rearme, varias son las preguntas que quedan en el aire, entre ellas cuál sería su posible financiamiento o como obtendrían las armas que se ven en el video que publicaron este jueves. 

Analistas políticos que hace apenas unas horas ya habían anticipado la posible conformación de un nuevo grupo «guerrillero», hablaron sobre su panorama en ese aspecto. Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, cree que el financiamiento se haría con el dinero del narcotráfico.

Es posible que se disparen las extorsiones en algunos lugares del país, seguramente narcotráfico y minería entrarán también, es así como van a operar… Pero digamos, no vamos a volver a los años 90’s, ni estás son las mismas FARC”

Esta versión es apoyada con Camilo González, de Indepaz, cuyos cálculos sobre el nuevo grupo armado dan cuenta de que un 70 por ciento de su tiempo en disidencia lo dedicarían al narcotráfico.

“Ellos ya lo dijeron, ellos van a sacar la plata del narcotráfico, es una alianza con el narcotráfico y con otros negocios ilegales, es decir la minería ilegal del oro y el narcotráfico pueden dar para mantener un grupo armado como sucede en México y en otros países.”,enfatizó González.

Antes de la firma de los acuerdos de paz, ‘Iván Márquez’ delinquía en el norte del país, mientras que ‘Jesús Santrich’ lo hacía en la Costa Caribe; alias ‘El Paisa’ dirigía la columna móvil Teófilo Forero, considerada como una de las más sanguinarias de ese grupo armado, señalados de atentados como el perpetrado en contra del club el Nogal en Bogotá. Los tres tienen experiencia como jefes de grupos numerosos listos para el combate.

Según Ávila, este rearme de parte de las antiguas FARC no es el único, después de la firma de los acuerdos en el teatro Colón en el gobierno de Juan Manuel Santos.

“Este grupo que se rearma no es el único grupo, son 23 grupos que operan en 85 municipios son cerca de 1.850 exguerrilleros, es decir; están muy lejos de ser la guerrilla que fueron en su momento, esto significa que no harán acciones armadas rápidamente”, aseguró.

Según los analistas, este nuevo grupo armado se dedicaría a los atentados terroristas contra oleoductos y extorsiones a ganaderos y comerciantes en zonas rurales, uno de los ‘modus operandi’ propio de grupos como el ELN, con quienes las Farc han tenido acercamientos.

“Lo que van a hacer es sabotaje a la infraestructura, atentados y ese tipo de acciones, con eso no van a crecer políticamente ni van a ganar a la opinión y de lo contrario van a ganar repudio”

Frente a su nuevo armamento, los dos expertos en conflicto no dudaron en asegurar que en Colombia resulta “fácil” acceder a armas en el mercado negro, además creen, a manera de hipótesis, que los carteles extranjeros estarían pagando la droga con armas.

 “En el mercado del narcotráfico usted puede comprar armas de última generación y eso no vale mucho… Con mil dólares consiguen un fusil de asalto con alguna dotación… Es decir que con un puñado de dólares arman 400 o 200 tipos…” , afirmó Camilo González.

Esta versión coincide con la de Ariel Ávila:

 “Colombia tiene una disponibilidad de armas negras muy grande, por un lado los carteles mexicanos están pagando con armas, y por otro lado, tenemos una corrupción impresionante de la fuerza armada nacional bolivariana venezolana y todo el país está inundado de armas”

Sobre la decisión del rearme, ambos coincidieron que la decisión de los exjefes guerrilleros es un error y que dieron varios pasos atrás, pues, entre otras cosas, ahora la fuerza pública los priorizará como objetivos de alto valor.