Los campesinos de Aguadas, Caldas, encontraron que la sábila, que sólo valoraban como amuleto, podría darle un nuevo perfil económico a su región.

De una planta de sábila nació el sueño de formar una empresa que es una alternativa ante la crisis campesina.

Los habitantes de Aguadas, Caldas, encontraron en una penca la materia prima para producir Aloe Vera y sacar productos naturales.

Ahora las tierras que estaban inactivas se llenaron de sábila, la necesaria para sacar bebidas, cremas y extracto puro.

105 personas se benefician directamente y externamente más de 200 familias tienen un ingreso gracias a la venta de la cosecha de sábila.

Ya son tres años participando en la feria de la Belleza y Salud en Corferias, su meta es cerrar negocios que les permita exportar.