Como según las confesiones de los directivos de Odebrecht, los sobornos que se pagaron a través del exsenador Bula eran para cambiar las condiciones del contrato y en ese documento Conpes se produjo este cambio, sus firmantes están siendo investigados por la Procuraduría.

El Ministerio Público tiene una estrategia en la que además de castigo a los responsables se busca que las obras se terminen y la inversión no se pierda.