Ministra María Isabel Salvador

Según informaciones de la prensa local, la muerte del civil ecuatoriano Manuel Jimenez, se produjo, presuntamente, a manos de las fuerzas de seguridad colombianas al ser confundido con un guerrillero de las FARC.

La victima fue identificada como Manuel Jiménez, de 35 años de edad, de profesión farmacéutica y oriundo de la población de Pueblo Nuevo, en la provincia de Sucumbios, en los limites con Colombia, fue arrestado, torturado y asesinado por el ejército colombiano.

Las denuncias las hacen el primo, Julio Jiménez  y la viuda, Marisela Melo, quienes contaron que Manuel estaba desaparecido desde el sábado y que días después fue encontrado el cuerpo con cuatro impactos de bala y el rostro quemado con ácido.

“Los soldados colombianos matan a uno y después le ponen un uniforme de camuflaje de las FARC para acusarlo de guerrillero”, dijo Marisela Melo.

En el momento de la detención, según el primo, el ecuatoriano cruzaba la frontera para pagar una deuda por un terreno adquirido.  La canciller María Isabel Salvador aseguró investigar la muerte del farmaceuta y hasta que Colombia no de señales de buena voluntad, Quito no reanudará sus relaciones con Bogotá.