El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, le dijo hoy al diario El Comercio de Quito, que no hay que preocuparse tanto por el contenido de los computadores de Raúl Reyes. Según Insulza, aunque la INTERPOL determine que no han sido adulterados, nada prueba que su contenido sea cierto. La declaración de Insulza ha sido interpretada como un respaldo tácito al presidente ecuatoriano Rafael Correa.

José Miguel Insulza señala que espera los resultados del análisis de INTERPOL sobre la información del computador de Raúl Reyes para determinar si hubo o no manipulación de la información dada a conocer por el gobierno colombiano.

El análisis concluirá el 30 de abril. Para el secretario es claro que aun así, la INTERPOL no puede determinar si la información es cierta o no.   Insulza pide prudencia frente al supuesto contenido del computador, pues afirma que hay intereses detrás de cada uno de los señalamientos.   Lo más delicado para el secretario es determinar si es posible que haya falsedad ideológica en el contenido del computador.