El Tribunal Superior de Bogotá declaró ilegal el paro que adelantan los juzgados civiles municipales de la capital del país, desde el pasado 31 de octubre, en protesta por la decisión del Consejo Superior de la Judicatura que ordenó trasladarles procesos que adelantaban los jueces de pequeñas causas.

El presidente de la Judicatura, Edgar Carlos Sanabria, aseguró que la decisión es justa porque el paro le está causando un gran daño a la ciudadanía.

“Están peleando por no recibir más trabajo del que actualmente tienen pero es que hay un volumen alto de trabajo en los juzgados de pequeñas causas y estos últimos tienen la mitad de la planta de personal de los juzgados civiles, por eso se decidió redistribuir las cargas de trabajo”, indicó el magistrado.

Sanabria agregó que desafortunadamente no se cuenta con el presupuesto para crear nuevos puestos de trabajo para no tener que hacer trasladado de procesos a otros despachos.

“La solución ideal sería crear nuevos puestos de trabajo pero como no tenemos presupuesto entonces toca redistribuir internamente para que el ciudadano tenga acceso a la justicia”, puntualizó Sanabria.