El Consejo de Estado declaró nulo el acto de modificación del plan de ordenamiento territorial (POT) de Santa Marta que permitió el cambio de uso del suelo para el funcionamiento del relleno sanitario Palangana.

La planta prevista para el tratamiento de residuos sólidos de la capital del Magdalena contó con el aval para operar dentro del Parque Natural Bondigua, gracias a un acuerdo municipal que en el 2004 reformó el POT, desafectando el carácter de protección, conservación y parque natural de las 51 hectáreas previstas para el funcionamiento del relleno dentro de esta área protegida.

Ese acto administrativo fue demandado por no cumplir con algunos requisitos legales, entre ellos el de realizar una concertación interinstitucional y de consulta ciudadana.

El Consejo de Estado encontró que si bien se adelantó una consulta ciudadana dentro del procedimiento de licenciamiento ambiental del relleno sanitario ante la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Cormagdalena), no se probó que se hubiera adelantado dentro del proceso de reforma al POT, a pesar de ser una exigencia legal indispensable.

Además, al disponer una variación en el uso del suelo, la administración estaba obligada a canjearlo por otro de idénticas o similares condiciones. Dado que ninguno de estos dos requisitos se cumplió, el Consejo de Estado declaró la nulidad del acto.