El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) decomisó ocho toneladas de aceite vegetal fraudulento, envasado y listo para su comercialización que no contaba con registro sanitario vigente en Cali (Valle del Cauca).

Durante un operativo de lucha contra la ilegalidad de aceite vegetal comestible, también se lograron incautar ocho toneladas de materia prima y 700 Kg de material de empaque y etiquetas.

El director deneral del Invima, Javier Humberto Guzmán Cruz sostuvo, “los colombianos deben comprobar siempre la existencia y veracidad del registro sanitario, pues es el sello de garantía que le pone la autoridad sanitaria para que sean consumidos de manera segura”.

Este aceite vegetal era para consumo humano pero no cumplía con los requisitos sanitarios mínimos y ponía en riesgo la salud de la población vallecaucana.