El decomiso más reciente de medicamentos fraudulentos fue en Villavicencio, Meta.

«Incautamos aproximadamente 300 mil productos ilícitos y fraudulentos pues no tenían registro sanitarios», dijo Julio César Aldana, director del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos. 

Según el Invima, en la época de fin de año se incrementa la comercialización de esta clase de medicamentos, sobre todo los llamados productos milagrosos. 

Los productos ilegales no tienen registro sanitario y en la mayoría de los casos son fabricados con sustancias perjudiciales para la salud.