64 paquetes empacados con cal que simulaban contener coca fueron decomisados por unidades de la Sijín de Popayán; con este falso alijo, personas inescrupulosas pretendían timar a narcotraficantes de la región. Por el hecho no se presentaron personas detenidas.

Una llamada al 123 advirtió a las autoridades de la presencia de un alijo de narcóticos al interior de una vivienda del barrio Porvenir de Popayán. Con orden de allanamiento, unidades de la Sijín ingresaron al inmueble y lograron ubicar 64 paquetes de una sustancia, al hacer la prueba, los policías se llevaron una sorpresa.

“Mediante la modalidad de engaño, puede decirse que un paquete chileno como es conocido, donde iban a hacerle como el cambiazo por un dinero a unos narcotraficantes”, dijo el coronel Nelson Díaz Pinzón, comandante Policía Metropolitana.

Los paquetes se encontraban camuflados debajo del colchón de una cama, estaban cuidadosamente empacados y simulaban ser kilos de droga listos para ser negociados, pero ninguno de ellos contenía alucinógeno alguno.

“Perfectamente como si fuera alcaloide, de tal manera que podía pasar desapercibido y podía generarse ese engaño a los delincuentes”, sostuvo el coronel. 

Según el oficial, aunque se conoce que este tipo de engaños son comunes entre delincuentes no se ha podido establecer a quién pertenecía el falso alijo y menos a quién pretendían engañar.

“El delito no se consuma puesto que no hay, como tal, una evidencia física que sea estupefaciente”.

Por el empaque y comercialización de esta cal ninguna persona fue detenida, al inmueble no se le aplicará la extinción de dominio, pero queda el antecedente que allí se orquestan planes para timar a los narcotraficantes.