Ricardo Ruidíaz, el antiguo detective del DAS y de la Interpol, que hoy día se dedica a defender a la infancia y al medio ambiente, ha soportado amenazas, ataques armados y hasta incursiones de desconocidos a su vivienda. 

El más reciente incidente quedó grabado y hace parte de una investigación.