Un juez en Valledupar dejó en libertad al capitán de la Policía Eduardo Merchán, procesado por el delito de acceso carnal violento contra una teniente, y quien se declaró inocente del cargo imputado en calidad de autor.

Durante la audiencia que se realizó en el Palacio de Justicia de Valledupar, fueron presentados elementos materiales probatorios por parte de la Fiscalía, como el examen practicado por Medicina Legal a la víctima: hímen con evidencia de dos lesiones (hematomas y aumento de sangre), consistentes con maniobras sexuales. Mientras la defensa presentó los testimonios de dos uniformados, quienes mencionan que durante la mañana del 24 de noviembre, observaron a la teniente en situación comprometedora con el capitán Merchán.

El juez, argumentó su decisión que el oficial, quien funge como comandante del Distrito 4 de Curacaní en Cesar; no representa un peligro, se presentó voluntariamente, no registra anotaciones disciplinarias y prevalece su presunción de inocencia.

Al mismo tiempo impuso obligación de abstenerse de ingerir bebidas embriagantes, y asistir a integraciones laborales debido a que tiene relación con el hecho.