El actual gobernador del Vichada, Blas Ortiz, ganó las elecciones por sólo 9 votos… Hasta ahí no pasaría de ser una información curiosa, pero ahora el delegado de la Registraduría para las votaciones confesó que hizo fraude a favor del ganador…

El delegado Jorge Enrique Orjuela contó que llenó tarjetones en blanco y falsificó el voto de decenas de ancianos… A cambio del fraude le dieron un millón y medio de pesos, y le prometieron la dirección del Instituto de Deportes del Vichada.

Jorge Enrique Orjuela dice que gracias a su intervención, Blas Arvelio Ortiz es hoy gobernador del Vichada. En las elecciones de octubre de 2007, el candidato del partido de la U ganó a su contendor por nueve votos y Orjuela, quien fue delegado de la Registraduría en una de las mesas, confesó que adulteró por lo menos cincuenta votos a su favor…

«Saqué 20 votos de la corporación de gobernador y 20 de la corporación de la asamblea y fui y por la noche ya cuando nos acostamos, los marqué a favor de Blas Arvelio….  Me tocó firmar a mi, me inventé un chulito y los firmé»…

Publicidad

Además de esos veinte votos, el delegado de la Registraduría adulteró el voto de por lo menos 30 personas más…

«La mayoría de los ancianos, yo voté por ellos»…

Aseguró que el fraude lo hizo tras el pago de un millón y medio de pesos y la promesa de dos millones más y la dirección del Instituto de Deportes del Vichada.

«Lo del Indevi fue directamente con el candidato, lo de la plata fue con Luis Antonio Robledo, que es un seguidor del gobernador… fue alcalde y es un líder político»

Con lo reñido del resultado, Orjuela cambió las reglas…

Pero esta vez no le cumplieron y por eso, pese a las amenazas que ha recibido, decidió confesar…

«Cuando ellos trataron de asustarme, lo que hicieron fue sacarme más la piedra… Yo una vez le dije a él: Me cumple, me mata o se cae y él escogió la última»…

El lunes próximo, Orjuela Barrientos confesará el fraude ante la Fiscalía de Villavicencio que lleva la investigación.