La advertencia la hizo el director de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado, Camilo Gómez, al conocerse la situación que enfrenta el país por cuenta de las demandas contra diferentes entidades.

Dijo que hasta la fecha hay más de 392 mil demandas, algunas absurdas, que se deben revisar y evitar millonarias pérdidas para el Estado, aunque aseguró que se viene trabajando en dicha materia con los organismos de control.

De otra parte sostuvo que se debe controlar la compra de sentencias por parte de algunas empresas que se dedican a dicha labor, porque es una práctica que está favoreciendo a dichas firmas.

Explicó que estas empresas abordan a quienes ganan pleitos jurídicos, les ofrecen una millonaria suma de dinero inmediata, pero inferior a la impuesta en la sentencia, para luego ganar más dinero por cuenta de los intereses moratorios.