Usuarios de Medimás están denunciando demoras en la entrega de medicamentos por parte de Epsifarma, institución prestadora de salud (IPS) que se encarga de distribuir la droga a los pacientes de la EPS.

Es el caso de Blanca Cecilia Rodríguez, quien asegura que desde hace varios meses está luchando para que le entreguen la insulina que necesita su hijo diabético que aún es menor de edad. “No me parece bien que a nosotros como usuarios nos pongan de arriba para abajo, paseando por toda Bogotá, para que nos entreguen un medicamento al que tenemos derecho, porque para eso nosotros estamos pagando el servicio”, señaló la usuaria.

En un comunicado de prensa, la IPS Epsifarma admitió que tiene problemas financieros y que por eso le solicitó al Ministerio de Trabajo autorización para realizar un despido colectivo y la suspensión de contratos laborales hasta por 120 días.

“El ingreso de nuevos competidores por decisión de nuestros principales clientes ha generado una pérdida en la participación de este mercado, por lo tanto, un impacto en la reducción de nuestras ventas en las líneas de negocio de distribución, entrega de medicamentos y administración de servicios farmacéuticos intrahospitalarios”, asegura Epsifarma.

Por su parte, en otro comunicado, la EPS Medimás aseguró que fortaleció su red a 11 operadores adicionales, lo cual le permitió incrementar a 270 puntos en 149 municipios la prestación de este servicio y así facilitar el acceso a los afiliados.