Según lo denunció la concesionaria encargada de la vía al Llano, Coviandes, varios conductores cruzaron los peajes de Naranjal y Pipiral acudiendo a vías de hecho, esto tras presentarse cierres viales y represamientos por deslizamientos de tierra en la zona desde hace cerca de 20 días.

Vea también: Impactantes imágenes de nuevo derrumbe en el kilómetro 54 de la vía Bogotá – Villavicencio

“Rechazamos todo acto de violencia del que ha sido víctima tanto los funcionarios de la Policía de Tránsito y Transporte, como el personal de recaudadoras, controladores de tráfico y de operación, quienes trataron de persuadir a los conductores que no cruzaran, dadas las condiciones no seguras que se presenta en la zona de kilometro 58”, indicó Coviandes.

De igual manera, hicieron un llamado a los conductores que transitan por esta zona para que atiendan las recomendaciones dadas por las autoridades; abstenerse de circular por la vía hasta que no se tenga certeza sobre las condiciones de seguridad.

El operador de la vía al Llano comunicó, en la madrugada de este jueves, que se mantienen algunos cierres debido a lluvias en el kilómetro 58 del corredor, donde se adelanta la remoción de material.