Las primeras alertas sobre presunto maltrato laboral y acoso sexual por parte del exdefensor del Pueblo Jorge Armando Otálora, no salieron a la luz por los directivos del sindicato. Fueron los trabajadores quienes se atrevieron a reunir las pruebas y a mostrarlas.

“No me retracto frente al silencio que tuvo Martha Reina frente a la crisis que pasó con el defensor saliente Jorge Armando Otálora porque creo que eso no pudo haber pasado”, dijo William Salazar, miembro del nuevo sindicato SINDHEP.

Ocho meses después de la crisis institucional que provocó la renuncia de Otálora, las investigaciones en su contra no han dado resultados, pero sus denunciantes están empapelados.

Martha Reina presidenta del sindicato Asdep, denunció a sus compañeros por injuria y calumnia por afirmar que ella tomaba fotografías a los promotores del plantón contra Otálora.

Publicidad

Los trabajadores y fundadores de un nuevo sindicato dicen que pueden comprobar estos señalamientos con testigos, pero sería un desgaste innecesario que desvía el debate sobre la crisis en la Defensoría y sobre quiénes lo encubrieron con su silencio.

“Pero sí me mantengo en la postura de que no es coherente que la presidenta del sindicato en una crisis tan grave que ha sufrido la entidad, siga guardando silencio y que frente al doctor Otálora no pase nada”, enfatizó Salazar.

El nuevo sindicato cuestionó que Carlos Negret fuera el ganador anticipado por acuerdos políticos en el Congreso y que hubiese trabajado como el enlace político de su antecesor Otálora.