Unidades de la Policía y el Ejército desarrollaron un operativo contra la explotación ilícita de oro que realiza el Eln en el río San Bingo.

Estas son las graves heridas que dejan en los suelos la explotación ilegal de oro en el país: suelos erosionados, ríos secos y desvío de cauces, son las consecuencias inmediatas de la actividad minera que desarrollan los grupos armados ilegales.

Una a una fue destruida media docena de retroexcavadoras halladas en el sitio para la extracción ilícita de oro. Muy cerca se encuentran las enormes piscinas con residuos de mercurio donde hacen el lavado y separación de material para obtener el oro.

Recuperar una hectárea de suelo erosionado le podría costar 100 millones de pesos, más de cinco décadas de trabajo.

Este es el cuarto operativo contra a minería criminal en el río San Bingo y el primero en el marco de la operación Artemisa.