La Policía Nacional, en un trabajo coordinado con la Fiscalía General de la Nación, logró la desarticulación de una estructura criminal denominada “Hércules”, quienes usaban la modalidad de hurto a través de medios informáticos.

Estaba conformada por 24 personas, los cuales se distribuían la ejecución de transacciones, reclutamiento de personas, representantes legales de establecimientos de comercio y colaboradores, con el fin de facilitar su actividad delictiva.

En la investigación, se logró establecer que esas actividades ilegales eran asesoradas por un exdirectivo bancario, experto en el tema y que la actuación se llevaba a cabo por medio de la clonación y hurto de tarjetas de crédito de entidades nacionales y extranjeras, hurto a través de plataformas virtuales y hurto a empresas de giros a través de software remotos.

Se determinó afectación en algunas entidades financieras nacionales, internacionales y algunas plataformas virtuales, que afectó directamente a más de 10 países, entre ellos Estados Unidos, Alemania, Chile, Brasil, México, y Francia.

En la violación de los diferentes sistemas de seguridad de entidades bancarias, comerciales y usuarios, esta estructura hurtó aproximadamente $ 2 mil millones de pesos.