Un equipo de alta tecnología que sirve para trabajar en pozos con alta presión como ocurre en el pozo Lizama 158, junto a una caravana compuesta por los primeros siete tracto camiones, de un total de 14, llegó al corregimiento de La Fortuna, en Barrancabermeja.

Los equipos consisten en una Snubbing Unit, que pesa 60 toneladas, y un set denominado BOP (válvulas para controlar la presión), que pesa 100 toneladas más. Fueron traídas desde Houston, Estados Unidos, en dos aviones Boeing 747 al aeropuerto El Dorado.

Según lo dio a conocer el jefe del Departamento de Completamiento de la Vicepresidencia de Desarrollo y Producción de Ecopetrol, Edgar Mora, “esta unidad tiene como misión específica contribuir con el proceso de identificación de las causas que generan la sobrepresión en el pozo de una manera segura para las personas, el medio ambiente y los equipos, todo esto para llegar a la etapa final de sellar el pozo”.

El tiempo estimado inicialmente de operación del equipo está entre dos y cuatro semanas, dependiendo de los resultados obtenidos.

De esta manera, Ecopetrol espera sellar definitivamente el pozo Liszma 158 cumpliendo con rigurosidad las condiciones de seguridad que se requieren para este tipo de operaciones.