Las personas que pierden el empleo, dejan de cotizar también servicios de salud, pero tienen una opción para seguir en el sistema.

En un esquema de movilidad régimen subsidiado que lo que hacemos es garantizarle la cobertura a los afiliados, la garantía de la continuidad en los tratamientos del cotizante y su familia, aseguró Néstor Arenas, vicepresidente de operaciones Nueva EPS.

Aquí no hay un límite de tiempo para tener este beneficio, estará vigente hasta cuando la persona vuelva a tener un vínculo laboral. Para acceder a este plan solo hay que cumplir dos requisitos.

Tiene que pertenecer a los niveles uno y dos del sisbén y con cualquiera de nuestras oficinas en todo el país, pedir un formato donde él nos firma la aceptación de la cobertura, afirmó Arenas.

Julio es uno de los 230.000 afiliados que ya está disfrutando de los servicios médicos pese a que desde abril no tiene trabajo.

Como este paciente hay un potencial de 30.000 afiliados que cuentan con ese beneficio en cobertura y que no lo han hecho efectivo por lo que invitan a los afiliados a activar este servicio al que tienen derecho.