Este viernes el Gobierno de Brasil dio a conocer las nuevas cifras sobre el desempleo que vive el país. Los números volvieron a subir en el trimestre concluido en febrero, su segunda alza consecutiva, y se situó en el 12,4 % de la población económicamente activa, 0,9 puntos porcentuales más del 11,6 % registrado en los tres meses anteriores.

Según el informe, el número de desempleados en el país llegó a 13,1 millones de personas, 892.000 más que en el trimestre finalizado en noviembre.

La tasa de desempleo «volvió a subir, pero no es la mayor de la serie (estadística). En el mismo trimestre, la mayor fue de 13,2 %, en 2017. Se esperaba que fuese a subir porque es un aumento que es normal que suceda al comienzo de año», señaló el coordinador de Trabajo y Rendimiento del IBGE, Cimar Azeredo.

Por sectores, el que engloba la administración pública, defensa, seguridad social, educación, salud y servicios sociales lideró la estadística negativa, con 15,9 millones de empleados en febrero y una pérdida de 574.000 puestos de trabajo en el trimestre analizado.

Según los datos oficiales, unos 12,8 millones de personas estaban sin trabajo el año pasado, un número apenas un 3 % inferior al de 2017.