La Comisión de Acusación e Investigación de la Cámara, que algunos llaman la Comisión de Absoluciones, recibió 500 millones de pesos extras del Gobierno, para descongestionarse … Pero ya hay controversia por la forma en que vienen gastándose esa plata.

De los 500 millones ya decidieron cómo gastarse 300, en un programa de computador que, según algunos, podría haber salido gratis.

La Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, encargada de investigar al Presidente de la República y los magistrados de las Altas Cortes, decidió gastar más de la mitad de su presupuesto para descongestión, en un software que hubiera podido conseguir prácticamente gratis en el Consejo Superior de la Judicatura.

Los ministerios del Interior y de Hacienda asignaron a la Comisión 500 millones de pesos para evacuar los procesos que tienen a su cargo los representantes investigadores. Trescientos millones se destinaron al programa.

«La crítica es por ignorancia, porque así la Cámara cambie el  software de todas las comisiones, el de la comisión es específico porque la idea es manejarla como un alto tribunal,,, o por lo menos un juzgado»

Adicionalmente, algunos de los representantes consideran que contratar sólo cinco asesores, cada uno con un salario de nueve millones de pesos, aunque tengan calidad de magistrados auxiliares de la Corte Suprema de Justicia, es insuficiente.

«Muchas veces dicen que uno gana poquito y entonces uno no se esmera, entonces vamos a pagar bien para que trabajen bien»

Publicidad

La Comisión tiene a cargo hoy más de 800 procesos, luego de la avalancha de denuncias del mes pasado. El más antiguo ya está cumpliendo doce años.

Para completar, 48 millones de esos recursos fueron gastados en pagos de empleados temporales por el financiero de la Cámara, Freddy Cabezas Simancas, con la autorización de la mesa directiva.

El nuevo presidente, Germán Varón Cotrino ya solicitó investigar y pidió la renunciar del Director Financiero.