“Había unos problemas de agua”

Así lo aseguró Reynaldo Arcila, habitante del sector de Alto Verde y cuya versión fue verificada por miembros del SINPAC, que encontraron en lo alto de la montaña tubos de agua en mal estado, así como un colector de agua con filtraciones, que ratificarían las primeras versiones que hablan de acumulaciones de agua en el subsuelo que pudieron ocasionar el derrumbe.

La tragedia ya deja diez muertos y dos desaparecidos y también, familias que salieron de puente y hoy bendicen su suerte.

Publicidad

Este ingeniero y sus dos hijos se salvaron gracias a unos amigos que los invitaron a una finca a pasar el puente.

Clara Arango y su familia fueron favorecidas por la casualidad, pues el festivo también se convirtió para ellos en la razón para no estar presentes en una casa de la cual, hoy solo quedan escombros.

Esta noche las labores de rescate continúan, esperando que el clima sea benigno para así poder tender la mano a otras familias del sector que por el derrumbe quedaron aisladas.