La Fiscalía acusó este jueves al mayor de la Policía, Jorge Mario Molano, por el homicidio del joven de 19 años Santiago Murillo, ocurrido el 2 de mayo de este año en Ibagué, en el marco de las protestas sociales que se desarrollaban en todo el país.

La Fiscalía aseguró que el entonces comandante del CAI Norte de Ibagué le disparó directamente al joven sin fundamento, pues no existía en ese momento alguna alteración del orden público por donde se encontraba transitando el joven, que para el momento regresaba a casa.

 

Te puede interesar: (Video) Asesinan a dos policías en San Vicente del Caguán

 

Evidenciándose a través de las cámaras de seguridad recolectadas, que ya no existe el más mínimo peligro ni para el oficial ni para los agentes a cargo de él, el señor Jorge Mario Molano observa pasar (…)  una persona de sexo masculino quien venía bajando despacio, sólo. Y es allí sobre las 8:45 horas que Jorge Mario Molano esgrime su arma de fuego y dispara directamente contra la víctima, que recibe el impacto“, advirtió el fiscal Álvaro Hormiga.

Hormiga también afirmó que el mayor Molano huyó del lugar, no auxilió al joven y le ordenó a un patrullero de su misma contextura que lo reemplazara en la zona en la que hizo el disparo.

 

Mira también: Conmoción por cruel asesinato de un joven médico en Cartagena

 

En la confusión de los hechos, Jorge Mario Molano Bedoya huye en una motocicleta de la Policía y puso a otra persona en su lugar, que se parecía a él.  Al teniente Oscar Leonardo Devia“, advirtió el fiscal Álvaro Hormiga.