Las autoridades de Malasia arrestaron hoy a Riza Aziz, productor de la película «El lobo de Wall Street» e hijastro del ex primer ministro Najib Razak, bajo la acusación de lavado de dinero procedente de la trama de corrupción del 1MDB.

El empresario fue llamado a declarar este jueves ante la Comisión Anticorrupción de Malasia en su sede, donde se procedió a su detención, aunque posteriormente fue puesto en libertad bajo fianza.

Aziz, cofundador de la productora Red Granite Pictures, comparecerá mañana frente a un tribunal en Kuala Lumpur donde será imputado con cinco cargos por blanqueamiento de capital, apuntan al diario «The Star» fuentes policiales.

En 2016, la policía de Estados Unidos cifró en unos 155 millones de dólares (137 millones de euros) el desvío del fondo soberano malasio 1Malaysia Development Berhad (1MDB) a las cuentas de la productora para financiar la película, protagonizada por Leonardo DiCaprio y dirigida por Martin Scorsese.

Aziz ha negado en anteriores ocasiones cualquier implicación con la trama de corrupción.

Sin embargo, en 2018 Red Granite Pictures acordó pagar 60 millones de dólares (53 millones de euros) en concepto de compensación para poner fin a una demanda civil impulsada por la justicia estadounidense.