El presidente Juan Manuel Santos, ratificó la orden que dio el miércoles 24 de agosto a las Fuerzas Armadas de no disparar un solo tiro a las Farc como resultado de la firma del acuerdo final.

Es así como las Fuerzas Militares y las Farc dejaran de atacar y defenderse mutuamente tras una guerra que han sostenido por 52 años a pesar del escepticismo general.

“Más medio de siglo de guerra, no has dejado anestesiados, acostumbrados a que cada día murieron compatriotas, soldados, campesinos, guerrilleros por causa de la confrontación”, dijo el presidente.

En el mismo sentido el máximo jefe de las Farc, Ricardo Londoño, conocido como Timochenko, ordenó desde La Habana a todos sus hombres no atacar a ningún miembro de la fuerza pública en el país.

Publicidad

“En mi condición de Comandante del Estado Mayor Central de las Farc-ep, ordeno a todos nuestros mandos, a todas nuestras unidades, a todos y cada uno de nuestros y nuestras combatientes, a cesar el fuego y las hostilidades, de manera definitiva, contra el Estado colombiano”, indicó alias Timochenko.

Timochenko, dijo que su compromiso de paz es real y que va a todos los estamentos de Colombia.

“A los soldados, marinos, pilotos de la fuerza aérea, policías y organismos de seguridad e inteligencia del Estado, queremos manifestarles nuestra clara y definida vocación por la reconciliación”, agregó alias Timochenko.

El último enfrentamiento entre el ejército y las Farc fue en Uribe, Meta el pasado 8 de Julio cuando por un error de la guerrilla al entregar unas coordenadas equivocadas para una de las visitas técnicas de la zona de ubicación, los soldados atacaron al descocer la presencia de los guerrilleros.