El 3 de marzo es un día para celebrar la diversidad de la fauna y la flora en el mundo. Colombia es considerado el segundo país más biodiverso del mundo. Según cifras del Instituto Alexander von Humboldt, el país cuenta con 1.921 especies de aves, 492 especies de mamíferos, 537 especies de reptiles, 803 especies de anfibios, 1.435 especies de peces y 22.840 especies de plantas.

Ante tanta riqueza se hace necesario crear conciencia en la sociedad para hacer frente a los riesgos presentes, los cuales contemplan consecuencias en el ámbito medioambiental, social y económico. La fauna y la flora silvestre tienen un valor esencial al contribuir con aspectos no sólo ecológicos, sino también con elementos científicos, educativos, culturales y sociales para un respectivo desarrollo sostenible y bienestar del ser humano.

Daniel Restrepo, médico veterinario y docente de la Universidad del CES en Medellín, explica que en Colombia existen riesgos que afectan a la vida silvestre como la pérdida o destrucción de hábitat, el tráfico ilegal de fauna silvestre, el atropellamiento en carreteras, el mal manejo de mascotas que al no ser tenidos responsablemente salen de su hogar a matar a otros animales y que además de no ser vacunados pueden contagiar de enfermedades a los animales silvestres.

“En Colombia estamos tumbando nuestros ecosistemas naturales para producir carne y leche a partir de la ganadería. Y eso está acabando con todo, especialmente grandes mamíferos como jaguares, pumas, dantas y osos”, señaló Daniel Restrepo.

El docente universitario expresó que Colombia tiene una gran riqueza natural, por lo que el país padece a gran escala del tráfico de fauna ya que los animales son vendidos en las carreteras o, incluso, son ofrecidos como parte del menú en algunos restaurantes de diferentes regiones.

De este modo, el Día Mundial de la Vida Silvestre es una oportunidad para recordar la importancia del cuidado y la preservación de especies que están en peligro de extinción y desde luego, la importancia por la lucha contra el tráfico de las diferentes especies.