1297 viviendas han sido hurtadas en Bogotá en lo que va corrido del año, lo que representa que 20 familias pierden algunas de sus pertenencias diariamente.

Los delincuentes han optado por utilizar ácidos para burlar las cerraduras, ingresar y así poder hurtar elementos de valor.

Andrés Nieto, experto en seguridad, aseguró que “los ladrones lo que buscan es derretir estos espacios y las barras de seguridad para poder ingresar fácilmente. Incluso, se han presentado casos en los que drones se acercan a las ventanas para identificar cuáles son los electrodomésticos y cuál es la forma más fácil de huir”.

Las localidades donde más se presentan estos casos a diario son: Suba, Kennedy, Puente Aranda, y San Cristóbal.

Expertos recomiendan dejar las viviendas con candados, sistema de vigilancia y mantener al tanto a familiares sobre visitas de empresas de servicio.