Falta localizar unas pocas latas del lote en el que el Invima encontró alto contenido de mercurio. En el último operativo la DIAN evitó que 432 latas pasaran la frontera a Venezuela.

Esta semana cuando las autoridades de salud encontraron en Santander 24 mil latas de atún y las de Cúcuta hallaron 432 con un nivel muy alto de mercurio que excede lo permitido, el temor por los riesgos para la salud de los consumidores creció a tal punto que las ventas del producto se redujeron sustancialmente.

Un toxicólogo clínico explicó que el tipo de mercurio ingerido se llama metil-mercurio que resulta de la transformación de unas bacterias del pescado y que la intoxicación por este metal puede traer complicaciones en la salud.

«Daña todo lo que es el sistema nervioso periférico y puede producir alteraciones en la visión, neuropatías o síntomas como cosquilleo o sensación de agujetazos en las extremidades, incluso alteraciones en el habla y en la escucha.» Explicó Andrés Olaya, toxicólogo clínico.

Publicidad

En las enfermedades específicas como el cáncer los síntomas se pueden incrementar y crear riesgos adicionales.

También puede producir daños en el riñón y en otros sitios como el hígado y el sistema cardiovascular. Agregó Olaya.

El especialista dice que a la primera sospecha de una intoxicación por mercurio se debe asistir al médico para realizarse exámenes como la recolección de orina durante 24 horas para hacer la detección del metal y medir sus niveles en el cuerpo. De esa manera se determinará el tratamiento más adecuado.

Los niveles aceptados por los organismos mundiales de salud de mercurio en orina son menores o iguales a 50 microgramos por litro. Si se excede este valor hay una sobrecarga del metal y se produce la intoxicación.