La Dian organizó un salón de clase ambulante para enseñarles a los contribuyentes cómo presentar sus declaraciones inclusive sin la ayuda de contadores o abogados.