En los últimos días se han reportado cinco casos de fascitis necrotizante, una extraña enfermedad y todos los pacientes han recibido inyecciones de diclofenaco, pero de diferentes marcas, razón por la cual no se puede culpar al medicamento.

En diferentes centros médicos como en la Dirección de Sanidad del Ejército pidieron no formular diclofenaco inyectado, luego del registro de cinco casos de fascitis necrotizante, en pacientes a los que se les habían suministrado el analgésico intramuscular.

Sin embargo, las autoridades sanitarias pidieron no generar pánico al respecto, pues en los casos de infecciones necrotizantes, no hay una causa común.

El director del Invima, Javier Guzmánm dijo que “los cinco casos ocurrieron en diferentes ciudades con diferentes fabricantes del producto Diclofenaco, con diferentes números de lote, lo que no nos lleva a poder concluir que existe una relación causal”.

Los diclofenacos utilizados en estos casos fueron de los laboratorios Armofar, Bio Esteril, Proclin y Genfar.

Además, los médicos indican que esta infección poco común, no sólo se puede presentar por el medicamento.

Así lo dijo Carlos Álvarez, reconocido infectólogo, quien reconoció que “cuando se hace la administración de medicamento hay que tener en cuenta la técnica de Asepsia adecuada porque muchas veces es ahí donde se permite la entrada del microorganismo”.

De igual forma, la comunidad médica en general recomienda el uso de medicamento tipo oral en vez del intramuscular, pues su efectividad puede ser hasta mayor.

Noticias UNO