Luego de que hace ocho meses el presidente de Estados Unidos, Donald Trump,  designara a Bill Shine como jefe de comunicaciones de la Casa Blanca, se conoció este viernes que dimitió de su cargo.  

Según lo dio a conocer la secretaria de prensa, Sarah Sanders, Shine trabajará ahora en la campaña para la reelección de Trump en los comicios de 2020 como «consejero senior».

«Servir al presidente Trump y a este país ha sido la experiencia más gratificante de toda mi vida. (…) Estoy ansioso por trabajar en la campaña de reelección Trump y pasar más tiempo con mi familia», sostuvo Shine en el comunicado de la Casa Blanca.

Con esta decisión, Shine se convierte en el cuarto director de comunicación de Trump que dimite en apenas dos años y medio de mandato, después de Mike Dubke, Hope Hicks y Anthony Scaramucci, quien marcó un récord al abandonar la Casa Blanca después de solo diez días en el puesto, debido a sus polémicas declaraciones y su falta de disciplina.