Las acciones de Petrobras en Brasil cayeron un 16 % luego de que el presidente de la compañía estatal renunciara tras la huelga de los camioneros y los trabajadores del petróleo por los altos precios de los combustibles.

Las consecuencias de la huelga camionera, desatada el pasado 21 de mayo por los aumentos en el precio del diésel llevaron al presidente de Petrobras a presentar su dimisión ante el jefe de estado de Brasil, Michel Temer.

Tras la renuncia, las acciones de la estatal petrolera se desplomaron en la bolsa de valores de Sao Paulo, un 16 % y la empresa reportó pérdidas de aproximadamente 14.700 millones de dólares.

Parente fue centro de críticas por la política de precios instaurada en la estatal, que generó el paro camionero y dejó al país al borde del desabastecimiento total.

José María Rangel, dirigente del mayor sindicato petrolero celebró la decisión del ahora expresidente de Petrobras, que duró exactamente dos años en el cargo.