El vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, afirmó que, en lo que va de año, Colombia ha contactado a 47 oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para intentar que deserten y roben equipo castrense.

Durante su programa de televisión «Con el Mazo Dando», transmitido por el canal estatal VTV, Cabello dijo tener «47 denuncias de contactos desde Colombia para que los oficiales venezolanos deserten, se roben piezas de misiles, del sistema de radares».

Cabello dijo que se trata de «una denuncia formal al mundo».

Además del Gobierno de Iván Duque, Cabello involucró a la Administración de Donald Trump en estos supuestos contactos que, aseguró, «han sido detectados desde el 5 de enero hasta ahora».

Indicó que las denuncias «están sustentadas con expedientes» y señaló que oficiales de inteligencia de Colombia «utilizan a algunos desertores y comenzaron a enviar mensajes, están chequeados todos».

El dirigente chavista dijo que desde Colombia «están pagando dinero, ofreciendo dinero» y afirmó que habrían ofrecido «hasta un millón de dólares» por piezas de un avión Sukhoi.

«Fue contactado un oficial desde Colombia, fíjense lo miserable que es Iván Duque, narcoparaco, que se robara un Igla-S, (…) le iban a pagar 40.000 dólares para que entregara el Igla-S, para derribar un avión y generar un falso positivo y decir que había sido el Ejército venezolano para buscar la causa de guerra», aseguró Cabello.