La directora del Servicio Público de Empleo, Isabel Cristina de Ávila, negó los señalamientos en su contra que indican un supuesto mal manejo de los recursos de la entidad y tratos desobligantes para los empleados y funcionarios de la misma.

En una carta enviada a la ministra de Trabajo, Alicia Arango, se le pide que investigue esos hechos, así como gastos excesivos para eventos y la supuesta burocratización de la entidad.

Isabel Cristina de Ávila señaló que todo se debe a problemas internos, debido a que el 95 % de la planta de personal perdió el concurso de méritos y debe sacar a 48 personas que laboraban desde hacía mucho tiempo para la entidad.

«El ambiente es complicado en este momento porque debo despedir a 48 personas que laboraban allí, pero eso no es cuestión mía, es por el concurso que no ganaron y deben ser reemplazados. Eso ha causado, por supuesto, un clima bastante tenso», explicó la directora del Servicio Público de Empleo.

La funcionaria también negó que se esté malgastando el presupuesto de la entidad y cualquier trato desobligante para los empleados.

«Se quejan de un evento que hicimos en Cartagena, mi ciudad, y resulta que se hizo allá porque la caja de compensación de la ciudad pagó el 70 % del evento, nosotros solo pusimos 25 millones de 190 que costó todo el evento. Por otra parte, reconozco que tengo un carácter fuerte porque soy exigente pero no maltrato a la gente», puntualizó.