En Bogotá, 28 establecimientos fueron identificados prestando el servicio de «chiquiteca» ilegal en las localidades de Antonio Nariño, Suba y Usaquén.

En los operativos fueron sorprendidos 1.273 menores de edad expuestos a todo tipo de consumo y hasta juegos de contenido sexual. 

Los locales, bares y hasta salones comunales en donde se evidenció esta práctica clandestina fueron sancionados económicamente. 

Vea la nota completa en el video.