Tras conocer la resolución que en primicia reveló CM&, en la que se da vía libre a un nuevo relleno sanitario en Bojacá para Cundinamarca y Bogotá, el Distrito confirmó que firmaría  un convenio con los dueños para tenerlo como relleno alterno a Doña Juana.

De las 300 hectáreas de la finca fute, 27 permiten la disposición de residuos sólidos pero solo 6 se destinarían a la construcción del nuevo botadero que se convertiría en el plan B de la capital en caso de una emergencia.

Publicidad

De concretarse el convenio con el relleno de Bojacá, podrían llevarse las basuras de las localidades del occidente, aquellas que quedan más cerca al vecino municipio.

Según la resolución en la que se autoriza la licencia ambiental, los lixiviados, líquidos que produce la basura, serían tratados y vertidos al rio Bogotá. El Parque Ecológico Praderas de Antelio recibiría las primeras toneladas de basura en noviembre.