Luego que un grupo de hinchas de Millonarios realizaran varios actos vandálicos durante la celebración de los 72 años del equipo, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, rechazó estas acciones y dispuso a que la Comisión Distrital de Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol, impusiera una restricción en el uso dentro del estadio El Campín de elementos distintivos del equipo Millonarios durante 3 fechas consecutivas.

“Lamentamos el comportamiento de algunas barras de Millonarios en la celebración de los 72 años del equipo, que violaron toda clase de normas. Cuatro personas resultaron lesionadas, un policía herido con arma blanca, fueron vandalizadas varias cosas, entre ellas una señal turística y la marca ciudad, 10 buses de TransMilenio, cuyas reparaciones ascienden a más de 18 millones de pesos y otros daños en el exterior de El Campín, que ascienden a más de 18 millones de pesos”, dijo el alcalde Peñalosa.

De igual manera, señaló que “los hinchas no van a poder tener ningún tipo de distintivo del equipo, no van a poder portar camisetas, ni banderas ni otro tipo de elementos distintivos. Este tipo actos vandálicos lo que hace es alejar a los ciudadanos del fútbol y esto afecta al deporte de Bogotá, porque los equipos tendrán menos ingresos”.

Publicidad

Durante los controles realizados por la Policía, cuatro personas resultaron lesionadas y un uniformado fue herido con arma blanca, quien fue remitido a un centro asistencial.

Las autoridades condujeron a 306 personas al Centro de Traslado por Protección, CPT, y realizaron otras 46 capturas por diferentes delitos. Asimismo se registraron por lo menos 16 movilizaciones y 15 concentraciones en diferentes puntos de la ciudad.

Fueron afectados 10 vehículos de TransMilenio (6 troncales, 2 alimentadores y 2 de buses zonales SITP). También se afectó la estación Jiménez, donde personas identificadas con camisetas rompieron 4 vidrios (2 de transición y 2 puertas). El costo total de los daños a buses y el sistema supera los 18 millones de pesos.

De igual manera los vándalos atacaron la infraestructura externa del estadio El Campín. Los costos de la reparación superan los 18 millones de pesos.