El Instituto de Protección Animal alista un protocolo para reglamentar el servicio que prestan los paseadores de perros en la capital.

La norma busca poner límites al número de perros, por paseo máximo 6, dependiendo su tamaño, además se exigirá EPS y carné a quien desempeñe la actividad.  

La reglamentación será de obligatorio cumplimiento, no solo para las empresas sino para los paseadores.

El protocolo estará listo en los próximos meses.