Las manifestaciones del Primero de Mayo tuvieron un epílogo violento en Bogotá y Medellín.

Como resultado de estos disturbios, en Bogotá la Policía detuvo a 116 personas y en Medellín a 23.

 

 Un grupo de encapuchados se enfrentó a la policía con piedras y papas explosivas, empañando la celebración del día del trabajo en Bogotá.

En el centro de la ciudad los encapuchados destrozaron varios locales comerciales y atacaron edificios públicos.

“Unos sujetos desadaptados sin razón alguna emprenden contra todo lo que encuentran a su paso”

Miembros de grupos de punkeros participaron en los enfrentamientos.

La policía retuvo a 116 personas y señaló que podrían ser judicializados por los daños y el ataque a los uniformados.

“Se llevaron a varios compañeros estando acá, ingresando a la fiesta”

En Medellín la marcha también terminó en disturbios. En la popular avenida de la playa un grupo de encapuchados inició los disturbios.

“Algunos grupos que no hacían parte de la marcha cometieron actos de vandalismo”.

La policía trató de disuadir a los manifestantes, que intentaron derribar este carro de valores y destrozaron sedes bancarias, casinos y atacaron edificios a su paso, como el famoso Coltejer.

Publicidad

“Se infiltraron y hubo actos de vandalismo”

El oficial a cargo del operativo de seguridad resultó lesionado en los enfrentamientos. 23 personas fueron capturadas.