El presidente de los Estados Unidos Donald Trump le pidió a su par ucraniano investigar a su rival político Joe Biden, según la transcripción de una llamada telefónica entre ambos dirigentes, pero el mandatario de Estados Unidos negó «la más mínima presión» sobre el gobierno del país europeo.

Las revelaciones ocurren un día después de que la oposición demócrata en el Congreso aprovechara la explosiva llamada para lanzar un proceso de juicio político contra Trump, por supuestamente presionar a Ucrania para perjudicar a su rival político Joe Biden.

Según la transcripción de la llamada del 25 de julio, Trump le pidió a Volodimir Zelenski «mirar» señalamientos de supuesta corrupción por parte uno de los hijos de Joe Biden, principal candidato demócrata a las elecciones de 2020.

«Se habla mucho del hijo de Biden, que Biden detuvo la investigación y muchas personas quieren saber sobre eso», dijo Trump a Volodimir Zelenski en la llamada del 25 de julio. «Biden se jactaba de haber detenido la investigación así que si puedes mirar eso», añadió.

Tras la publicación de la transcripción, Trump aseguró que no ejerció «la más mínima presión» sobre Ucrania.

«Fue una carta amistosa, no hubo presión», repitió Trump, denunciando lo que llamó «la mayor caza de brujas en la historia de Estados Unidos».

En la llamada, Trump propone además a su homólogo ucraniano trabajar en cooperación con su abogado, Rudy Giuliani, «un hombre muy respetado» y con el fiscal general de Estados Unidos, Bill Barr. Precisa que los dos abogados se pondrían en contacto con él en breve.

Publicidad

Hunter Biden fue miembro desde 2014 hasta 2019 del comité de monitoreo del grupo de gas ucraniano Burisma, perteneciente a un oligarca prorruso de dudosa reputación.

Más temprano, el inquilino de la Casa Blanca había criticado a los demócratas desde Nueva York, diciendo que estaban «llenos de odio y miedo», y aseguró ser el presidente más «abusado» de la historia de Estados Unidos.