Sobre las cinco de la tarde se presentó la activación de un artefacto explosivo sobre la vía que de Saravena conduce a Fortul.

Los dos civiles que resultaron heridos se movilizaban en un vehículo particular que fue alcanzo por la detonación. De inmediato, fueron llevados al hospital local de Saravena donde a esta hora permanecen bajo pronóstico reservado.

De acuerdo con las primeras informaciones, el elemento había sido instalado al interior de un box culvert, con el objetivo de ser activado al paso de tropas militares que se encontraban cerca del lugar. Un método que es frecuentemente utilizado por los grupos armados para atacar a la Fuerza Pública que transita por este corredor vial.

Información extraoficial indica que las disidencias de las Farc estarían tras este nuevo atentado ocurrido en el departamento. Sin embargo, no se ha dado un pronunciamiento oficial de las autoridades.

Por parte médico, el pronóstico de los pacientes es estable, aunque uno de ellos tiene una herida complicada en la parte periorbitaria izquierda y se encuentra en el área de cirugía; los dos se encuentran fuera de peligro.