Hace unos días, el secretario de Gobierno de Bogotá, Miguel Uribe, aseguró ante un auditorio colmado de gente que el desmonte de las rutas del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP Provisional) obedeció a una orden de la Superintendencia de Transporte y no del Distrito. Aquí está lo dicho por el funcionario: […].

Las declaraciones no cayeron bien en la superintendencia, y Javier Jaramillo, quien dirige la entidad, increpó al secretario por desinformar a la comunidad. Aclaró que se pidió integrar el SITP con el provisional, pero no acabar las rutas.

Lo cierto es que, mientras los funcionarios se ponen de acuerdo, el SITP Provisional se está desmontando, y entre tanto, cientos de ciudadanos siguen sin transporte en varias zonas de la ciudad. ¡Ave María!