A pocos meses del Mundial de Fútbol, el periódico El Tiempo selló, sin duda, uno de sus grandes negocios del año: el periódico, que circula nacionalmente con más de doscientos mil ejemplares todos los días, y duplica su circulación en ediciones dominicales, destina siempre un pequeño porcentaje para distribuirlo a través de grandes almacenes de cadena del país.

En ese negocio, tipo consignación, los ejemplares que no se vendan se devuelven al periódico. Pero el próximo domingo nadie va a devolver nada y el periódico puede decir que vendió el 100 % más de su tiraje dominical: ¡600.000 ejemplares! El asunto es que el periódico del próximo domingo circulará con el álbum Panini.

Dos grandes superficies, Jumbo y Éxito, compraron por adelantado miles de ejemplares y no habrá devolución porque el álbum tiene mercado hasta junio, cuando comienza el mundial.

¡Una locura! Pero el fútbol es eso: una diversión de locura.