Las autoridades sanitarias de Colombia están en máxima alerta.

La razón es la presencia del hongo fusarium en los estados de Aragua y Cojedes, en Venezuela; es un hongo que ataca a las plantaciones de plátano y banano, provocando el rápido marchitamiento de los cultivos.

La alerta se dio luego de que el Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral de Venezuela (Insai) expidiera esta comunicación en la que declaró la emergencia sanitaria en el vecino país, tras detectar la presencia de esta enfermedad en grandes extensiones de cultivos de banano.

En Colombia, aunque se han presentado algunos focos del hongo en La Guajira, estos están controlados y las zonas han permanecido bajo vigilancia especial. El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) reforzó todas las medidas de vigilancia y control en la zona de frontera con Venezuela para evitar que este hongo llegue a

nuestro país; incluso, convocó al propio director de Salud Vegetal de Venezuela, Johan Montilla, a una reunión el próximo miércoles en Cúcuta, en la que se adoptarán medidas rigurosas para prevenir y combatir la enfermedad.

El hongo fusarium se instala en la corteza del subsuelo y puede sobrevivir allí hasta 30 años, provocando que el terreno quede prácticamente inutilizado por muchos años.

Situación sumamente grave y amenazante para nuestros cultivos.