La Corte Constitucional exige no discriminación en materia educativa para discapacitados.

El pronunciamiento lo hizo al estudiar una demanda contra el Código de Infancia y Adolescencia. El alegato critica que se hable de una educación especial para esos menores, ya que conlleva a la exclusión de las niñas, niños y adolescentes del sistema educativo regular o convencional por sus  condiciones de discapacidad. La Corte señaló que la educación debe ser inclusiva, donde los discapacitados puedan acceder a la educación convencional, la de las aulas, en condiciones de igualdad. Solo en casos excepcionales los menores podrían ir a entidades especiales, siempre y cuando exista un concepto médico que así lo ordene, por la situación especial de la persona.

De esta manera, la Corte Constitucional le dice no a la segregación y protege los derechos de los menores en condición de discapacidad.