Un ambiente de tensión se vive en la Federación Nacional de Departamentos por cuenta de la reciente aprobación de la ley que crea las llamadas regiones administrativas de planificación (RAP).

La iniciativa, que pasa a sanción presidencial, les permitirá a los departamentos asociarse por regiones para impulsar proyectos de desarrollo y agilizar la consecución de recursos ante el Gobierno. Los gobernadores de la Costa atlántica impulsaron la aprobación de la norma, que no es vista con buenos ojos por otros gobernadores como el de Antioquia, Luis Pérez, quien considera que su departamento podría perder recursos debido a que no forma parte de ninguna región. Incluso algunos congresistas de Antioquia piensan pedirle al presidente Duque que objete la norma y no la sancione.

La polémica será ventilada en el próximo encuentro de gobernadores, que se realizará el martes, en Yopal (Casanare), al que ya confirmó su asistencia el presidente Duque.