La ministra de Justicia, Margarita Cabello Blanco, fue señalada como autora de ciertas presiones para elegir a su sucesor en la Sala Civil de la Corte Suprema.

Según la versión, la ministra quiere que su sucesor sea el actual magistrado auxiliar Antonio Thomas, quien fue, precisamente, su magistrado auxiliar. La ministra dirigió a esta sección el siguiente mensaje:

«En la noche de ayer, 5 de diciembre de 2019, en la sección 1, 2 y 3 del noticiero, se hizo referencia a la ministra de Justicia y del Derecho, doctora Margarita Cabello Blanco, como una persona que “presiona e interviene activamente” y utiliza a su “ficha” y los “hilos del poder” para hacer nombrar a un candidato como magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Sala Civil. Debo expresarle que esa información difundida y obtenida por sus periodistas, quienes no verificaron con la ministra, no solo es absolutamente falsa, sino también malintencionada y con fines oscuros, que con seguridad, si se hubiera validado adecuadamente, comprenderían que fueron utilizados. Como mi nombre y mi honorabilidad han quedado afectados y en entredicho, agradezco, conociendo la integridad profesional y la seriedad de ese importante noticiero, realizar la correspondiente rectificación. Cordialmente, Margarita Cabello Blanco».

Señora ministra: le rogamos comprender que es difícil, por no decir imposible, que el magistrado que reveló lo dicho aquí lo haga públicamente. Pero sobre su honorabilidad sí damos fe, como también lo hacemos de los demás magistrados que han sido mencionados. Lo cierto es que ninguno lo ha hecho por razones de mala fe.